free web hit counter

Respuesta:

Si estaba en libertad bajo fianza cuando el juez ordenó su deportación, no será trasladado a una cárcel de inmigración. Si estuvo presente en la audiencia y reservó el derecho de apelar, entonces hay una “suspensión” automática de su Orden de Deportación durante 30 días, para darle tiempo de presentar una Notificación de apelación.

Si no se reserva el derecho de apelar, entonces la Orden de deportación será definitiva en la fecha en que el Juez de Inmigración establezca. Debe apelar dentro de los 30 días, de lo contrario, la orden de expulsión será definitiva. Una vez que se convierte en definitiva, se supone que será deportado en 90 días, aunque debido a recursos limitados y prioridades competitivas, el proceso no siempre comienza sino hasta mucho más tarde.

A veces hay una buena razón para no poder irse cuando el gobierno dice que debe hacerlo. Por ejemplo, puede estar demasiado enfermo para viajar, o puede haber descubierto una nueva base legal para permanecer en el país. Si esto sucede, puede solicitar que se posponga su deportación mediante la presentación de una solicitud de “suspensión”. Hay una tarifa para esta solicitud, pero si se concede, tendrá más tiempo en los EE. UU.


LLÁMENOS AHORA PARA UNA CONSULTA GRATUITA | (213) 687-4412
205 South Broadway, Suite 1000, Los Angeles, California 90012. | www.lluislaw.com

TOUCH BELOW FOR A FREE CASE REVIEW 24/7