free web hit counter

Respuesta:

  • Si los oficiales están en su puerta, manténgala cerrada.

  • Abrir la puerta no les da permiso a los agentes para entrar, pero es más seguro hablar con los agentes del ICE a través de la puerta.

  • Si los agentes no hablan su idioma, solicite un intérprete.

  • Pídale al oficial a través de la puerta cerrada que se identifique. Puede decir “¿Con quién está?” o “¿A qué agencia pertenece?”

  • El oficial podría decir que está con el Departamento de Seguridad Nacional o Inmigración y Control de Aduanas. “El oficial podría nombrar a otra agencia. Pase lo que pase, mantenga la puerta cerrada. A través de la puerta cerrada, pregúntele al oficial si tiene una orden.

  • Si dice que sí, todavía no abra la puerta. Pídale que le muestre la orden deslizándola por debajo de la puerta.

  • Al examinar la orden, busque su nombre, su dirección y una firma. Esto puede ayudarlo a decidir si la orden es válida o no. La orden estará escrita en inglés. Si tiene problemas para leerlo o comprenderlo, busque a alguien más en su casa que lo ayude a leerlo o traducirlo, si es posible.

  • Si la orden no parece válida, debe devolverla debajo de la puerta y decir que es incorrecta.

  • Si la orden que el funcionario demuestra que parece válida, verifique si fue emitida por un tribunal o por el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de los EE. UU.

  • Si la orden judicial válida fue emitida por un tribunal y autoriza un registro a su casa, debe dejar que el oficial entre a la casa.

  • Si la orden válida pareciera ser emitida por el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas y no por un tribunal, tiene el derecho de no permitir que el agente entre a su casa. Si la orden autoriza su arresto, pero no un registro de su casa, es posible que desee salir para reunirse con los oficiales, pero no los deje entrar a la casa. Esto es especialmente importante si vive con otras personas que pueden tener problemas de inmigración, porque una vez que permite que el oficial entre a su casa, puede hacer preguntas a cualquier persona que esté allí también.

  • Si habla con el oficial (nuevamente, fuera de su casa, no lo deje entrar), no responda ninguna pregunta. No firme ningún documento. Dígale al oficial que quiere hablar con un abogado antes de decir algo. No proporcione ningún tipo de documentos de identificación que indiquen de qué país es usted. Asegúrese de no llevar documentos falsos con usted en cualquier momento.

  • Otra forma en que un oficial de inmigración puede ingresar a su hogar legalmente (además de si tiene una orden de arresto válida) es si le da permiso al oficial para entrar. Esto se llama dar al oficial su consentimiento. No se permite que un oficial lo obligue a consentir que ingrese a su hogar. Por ejemplo, si su casa está rodeada por patrullas fronterizas o automóviles de inmigración con sus luces destellando, y el oficial está sosteniendo su arma mientras pide permiso (su consentimiento) para ingresar a su casa, y usted dice “sí” porque usted está temeroso, un tribunal probablemente no consideraría esto como un consentimiento válido.

  • Si los agentes se abren paso de todos modos, no intente resistirse. Si desea ejercer sus derechos, declare: “No doy mi consentimiento a su entrada ni a su búsqueda en estas instalaciones. Estoy ejerciendo mi derecho a permanecer en silencio. Deseo hablar con un abogado lo antes posible”. Todos en la residencia también pueden ejercer el derecho a permanecer en silencio.

  • No mienta ni muestre documentos falsos. No firme ningún documento sin hablar con un abogado.


LLÁMENOS AHORA PARA UNA CONSULTA GRATUITA | (213) 687-4412
205 South Broadway, Suite 1000, Los Angeles, California 90012. | www.lluislaw.com

TOUCH BELOW FOR A FREE CASE REVIEW 24/7