free web hit counter

Respuesta:

Las personas que expresan temor de regresar a su país de origen son obligatoriamente detenidas en lugar de ser deportadas inmediatamente, y deben ser remitidas a una verificación de temor real, conducida por un oficial de asilo del Servicio de Ciudadanía e Inmigración de Estados Unidos. El umbral legal para el estándar de temor real es una evaluación para distinguir aquellos casos en los que no existe fundamento alguno para solicitar asilo de los casos en los que podría existir un reclamo genuino.

Si un individuo no aprueba el proceso de verificación de temor real (o una revisión por un juez de inmigración dentro de un periodo de tiempo de 24 horas a siete días), es deportado conforme a las leyes de deportación expedita. Si en cambio aprueban la entrevista, se los somete a un proceso de deportación en un tribunal de inmigración. Solo entonces pueden solicitar asilo.

La deportación expedita

Las personas que buscan ingresar a la frontera, pero no tienen documentos válidos para ingresar al país generalmente son deportadas en la frontera y son devueltas a sus países de origen sin ser sometidas a un proceso de deportación en un tribunal de inmigración. Esto se conoce como deportación expedita.

La eliminación expedita o acelerada se refiere a la autoridad legal otorgada incluso a funcionarios de inmigración de bajo nivel para ordenar la deportación de algunos ciudadanos no estadounidenses sin ninguna de las garantías que en el proceso le son otorgadas a la mayoría de las demás personas, como el derecho a un abogado y una audiencia ante un juez. Tal como está ahora, los oficiales de inmigración pueden ordenar la deportación de casi cualquier ciudadano extranjero que llegue a la frontera sin los documentos apropiados.

Además, los inmigrantes indocumentados que han estado en los Estados Unidos 14 días o menos desde que ingresaron sin inspección están sujetos a la deportación expedita si un oficial de inmigración los encuentra dentro de un rango de 100 millas en la frontera con México o con Canadá. Como regla general, sin embargo, el Departamento de Seguridad Nacional aplica la deportación acelerada solo a los ciudadanos mexicanos y canadienses con antecedentes de violaciones penales o de inmigración, así como a personas de otros países que están en tránsito a través de México o Canadá.

No existe el derecho de apelar a la decisión de un oficial de inmigración de deportar a alguien a través de una deportación acelerada y las personas bajo el proceso son detenidas hasta ser removidas del país. Por ley, la deportación acelerada no se puede aplicar a ciertas personas. Los ciudadanos de EE. UU. y los residentes permanentes legales (LPR, por sus siglas en inglés), o titulares de la “tarjeta verde” no deberían estar sujetos a la deportación acelerada. Tampoco debería usarse contra refugiados, asilados o solicitantes de asilo (personas que temen la persecución en sus países de origen o que indiquen la intención de solicitar asilo).

El temor real

El temor real es un concepto en la ley de asilo de los Estados Unidos según el cual una persona que demuestre que tiene un temor creíble de regresar a su país de origen no puede ser expulsada de los Estados Unidos hasta que se procese el caso de asilo de la persona. Cuando una persona ingresa a los Estados Unidos sin autorización, se supone que la Aduana y la Protección de Fronteras de los Estados Unidos, en el contacto inicial, le preguntan a la persona si tiene un miedo creíble de regresar a su país de origen. Hay tres tipos de temor real: temor a la persecución, temor a la tortura y temor al regreso. Como su nombre lo indica, estos temores deben cumplir con un estándar creíble.

Si la persona responde afirmativamente no podrá ser deportada inmediatamente, sino que es referida a un oficial de asilo para una verificación de temor real y se le expide un Formulario M-444, Información sobre la Verificación de Temor Real.

Según el sitio web de USCIS: “Se descubrirá que un individuo tiene un temor real de persecución si establece en una audiencia ante un juez de inmigración que existe una posibilidad significativa de que pueda establecer ha sido perseguido o tiene un temor bien fundado de persecución o de ser dañado a causa de su raza, religión, nacionalidad, pertenencia a un grupo social particular u opinión política si es devuelto a su país de origen”.

Las reglas de inmigración proporcionan pautas para lo que se considera temor real, pero no hay una definición estricta. A menudo, la determinación del miedo creíble depende de la discreción del oficial a cargo de la entrevista.

Personas detenidas que reciben una entrevista para verificar un temor real


LLÁMENOS AHORA PARA UNA CONSULTA GRATUITA | (213) 687-4412
205 South Broadway, Suite 1000, Los Angeles, California 90012. | www.lluislaw.com

TOUCH BELOW FOR A FREE CASE REVIEW 24/7