free web hit counter

Defensa de Deportación

Los abogados de Lluís Law llevan más de 50 años defendiendo los derechos de los inmigrantes hispanos en su oficina ubicada justo en el centro de Los Ángeles. Su experiencia en el manejo de casos delicados y complejos de inmigración los certifica como profesionales altamente eficientes en la resolución de problemas inmigratorios y en el tratamiento de asuntos penales que pueden afectar el estado migratorio del extranjero.

Cuando un inmigrante recibe un Aviso de comparecencia (NTA) expedido por el Departamento de Seguridad Nacional (DHS por sus siglas en inglés) en el que se indica que su estatus en el país es el de removible (deportable), no todo está perdido ni hay que desesperarse, para eso están las leyes y los abogados.

Si la persona cuenta con asistencia legal apropiada, se estudiará detenidamente el caso para buscar la mejor opción entre los múltiples recursos legales que existen para enfrentar una situación así y evitar que se materialice la expulsión. Claro, las cosas cambian cuando el inmigrante decide presentarse solo en la corte de inmigración, pues las posibilidades de ganar un juicio son pocas por no decir que remotas.

La orden de comparecer ante el tribunal de inmigración, brinda la oportunidad al inmigrante de presentar una defensa sólida ante el juez de inmigración. Entre las opciones disponibles para el inmigrante que se enfrenta a una expulsión de los Estados Unidos están una docena de recursos legales.

El inmigrante debe saber que existen varias formas de rebatir las acusaciones del DHS y lograr mantener su estatus actual. También que existen motivos legales para permanecer en el territorio de los Estados Unidos a pesar de las acusaciones formuladas por el DHS mediante un alivio de remoción, por ejemplo.

Si, en el peor de los casos, no es posible legalmente permanecer en el país al menos si podrá reducir las consecuencias de ser expulsado a través de una salida voluntaria.

Estudio del caso y los alegatos del DHS

En la Notificación de comparecencia están establecidos los alegatos del Departamento de Seguridad Nacional para querer expulsar al inmigrante. Generalmente, los motivos son condenas penales o presencia ilegal en los Estados Unidos. Junto al abogado el extranjero debe cerciorarse de que el DHS no cometió un error al enviar la notificación de comparecencia.

Este departamento a veces comete errores formales con la fecha y el método de entrada del inmigrante a los EE.UU. de manera que se deben examinar cuidadosamente las acusaciones. Si el DHS alega que el extranjero cometió un delito debe verificarse si ese delito está clasificado correctamente.

De ser ciertas la acusación, incluso la persona puede disputar algunos aspectos de dicha acusación, esto dependerá de la razón que se menciona en la acusación para ser deportable. Cuando se trata de delitos comunes el DHS alegará seguramente la posibilidad de remoción por:

– Delitos de vileza moral

– Delitos graves.

Las acusaciones por alguno de estos delitos, el abogado podría impugnarlas argumentado que:

El delito cometido no clasifica en ninguna de esas categorías por lo que el inmigrante no tiene porqué ser removible. En caso de que el delito si cayera en la categoría citada, tampoco necesariamente constituiría un motivo de expulsión pues -si fuera un delito de vileza moral- su calificación es constantemente debatida en los tribunales de inmigración y en los tribunales federales.

Es posible demostrar en un tribunal que el delito aludido por el DHS durante su exposición de los hechos y circunstancias en torno al delito y al arresto del acusado, no encaja en la categoría correspondiente. De la misma forma, se puede demostrar que no hubo violencia en el delito cometido y, por tal razón, rebatirse la calificación de delito grave agravado.

Igualmente, hay excepciones que están supeditadas a la capacidad de eliminación cuando se trata de delitos relacionados con la vileza moral. En tal sentido, es determinante conocer cuáles son esas excepciones y promoverlas ante el juez de inmigración. Siempre con la ayuda de un abogado debido a la complejidad del tema.

Solicitar cualquier forma de alivio disponible de la eliminación

Existen varias formas de alivio de deportación disponibles para ciertos ciudadanos extranjeros. Es recomendable saber de antemano cuál está disponible para luego solicitarla. Las opciones incluyen estas tres:

-Renuncia de inadmisibilidad

– Cancelación de la remoción para ciertos inmigrantes con residencia permanente o no permanente.

– Asilo y retención de deportación.

Cualquiera de las opciones anteriormente mencionadas tiene sus propios criterios de calificación. No obstante, tampoco están disponibles para todos los inmigrantes incursos en un proceso de deportación.

Cancelación de remoción y Exención de inadmisibilidad

La cancelación de la remoción y la exención de inadmisibilidad se pueden aplicar a ciertos extranjeros calificados que han sido acusados ​​de cometer ciertos delitos, al igual que a los inmigrantes indocumentados en EE.UU.

En algunos casos, la persona tendrá que solicitar la exención de inadmisibilidad y la cancelación de la remoción. En otros es suficiente con que soliciten la cancelación de la expulsión. Para lograr que la solicitud sea admitida y se otorgue una o más formas de alivio, es requisito indispensable recopilar toda la información necesaria para respaldar el caso.

Luego viene la tarea de convencer al juez de que la persona que solicita el alivio además de calificar para recibir el beneficio porque cumple con las leyes de inmigración, también lo merece. Esto se debe a que el otorgamiento del alivio es una facultad discrecional del juez de inmigración.

Asilo y Retención de Remoción

Otra forma de alivio para evitar la deportación es a través de la solicitud de asilo y la retención de remoción. Si el extranjero teme regresar a su país de origen porque su vida corre peligro, puede presentar cualquiera de estos dos recursos legales también.

Su otorgamiento requiere del convencimiento pleno del juez de inmigración de que el solicitante realmente ha sido un perseguido por motivos políticos, religiosos, de raza y pertenencia a un determinado grupo social.

Si el solicitante no califica para el beneficio de asilo pero teme ser perseguido en un futuro al regresar a su país de origen, entonces podría ser elegible para el alivio de retención de la expulsión. Aquí el grado de exigencia en el estándar de prueba es superior al del asilo.

El solicitante debe demostrar que existe más de un 50 por ciento de probabilidades de sufrir persecución por las mismas razones que invoca el solicitante de asilo, es decir: política, religión, raza o pertenencia a un grupo social.

Cuando el juez de inmigración acuerda otorgar la retención, el beneficiario no tiene de derecho a la Green Card o residencia permanente legal como sí ocurre con el asilo. Sin embargo, si puede vivir y trabajar legalmente en EE.UU por un período indefinido.

Salida Voluntaria

En caso de que el extranjero bajo el estado de deportable no logre disputar exitosamente las acusaciones presentadas por el DHS y no encuentre ninguna forma de alivio de remoción, la alternativa disponible es la salida voluntaria. Cuando se solicita permiso para abandonar voluntariamente Estados Unidos, disminuyen las consecuencias negativas futuras en lugar de hacerlo de forma compulsiva por una orden definitiva de remoción o expulsión.

El beneficio de esta acción es que el registro del inmigrante no tendrá una orden de eliminación, que conduce al establecimiento automático de una barrera para su reingreso a los Estados Unidos durante 3, 5 o 10 años. El lapso dependerá del motivo por el cual se eliminó. Antes de tomar esta decisión el abogado de inmigración deberá constatar que no hay otra forma de alivio disponible

Durante el proceso de expulsión existen varias etapas en las cuales es posible solicitar la salida voluntaria. Los requisitos para la salida voluntaria dependerán de la etapa en que se solicite, así como el tiempo disponible para hacerlo. Cuando se solicita durante la primera audiencia judicial, es más fácil que se conceda y la persona dispondrá de mayor tiempo para salir que si lo hace después de celebrada la audiencia judicial.

Si a una persona se le otorga la salida voluntaria y luego no sale o no cumple con los términos pautados por la ley, se exponen a consecuencias muy serias.

Apelación

Si después de haber agotado todos los esfuerzos para evitar ser expulsado de los Estados Unidos, la corte ordena la expulsión del ciudadano extranjero, este tiene el derecho de apelar cualquier decisión. Es imperativo sin embargo, no haber solicitado la salida voluntaria.

La apelación debe efectuarse ante la Junta de Apelaciones de Inmigración en un lapso no mayor de 30 días inmediatos a la decisión del juez de inmigración. Mientras el tribunal decide sobre la apelación introducida, el solicitante puede permanecer en los Estados Unidos.

Existen otras formas de defensa de la deportación como:

  • Solicitudes de residencia permanente / ajuste de estado
  • Exenciones no penales
  • Visas U
  • Renovación del Formulario I-751 (Eliminación de la residencia condicional)
  • DACA
  • TPS y NACARA
  • Mociones para suprimir
  • VAWA y VAWA Cancelación de remoción

 

 

Defensas De Inmigracion

Cuando la persona se encuentra viviendo ilegalmente en los Estados Unidos puede ser deportada sin derecho a audiencia en cualquier momento en un período relativamente muy corto, incluso en 24 horas después que es detenida por un oficial de Inmigración y Control de Aduanas (ICE).

Lee mas

 

 

Waiver y pardonesWaiver y pardones

Cuando la persona se encuentra viviendo ilegalmente en los Estados Unidos puede ser deportada sin derecho a audiencia en cualquier momento en un período relativamente muy corto, incluso en 24 horas después que es detenida por un oficial de Inmigración y Control de Aduanas (ICE).

Lee mas

 

 

Representacion de detenidosRepresentacion de detenidos

Cuando la persona se encuentra viviendo ilegalmente en los Estados Unidos puede ser deportada sin derecho a audiencia en cualquier momento en un período relativamente muy corto, incluso en 24 horas después que es detenida por un oficial de Inmigración y Control de Aduanas (ICE).

Lee mas

 

 

Representacion en la corte de inmigracionRepresentacion en la corte de inmigracion

Cuando la persona se encuentra viviendo ilegalmente en los Estados Unidos puede ser deportada sin derecho a audiencia en cualquier momento en un período relativamente muy corto, incluso en 24 horas después que es detenida por un oficial de Inmigración y Control de Aduanas (ICE).

Lee mas

 

 

 

Contratar a un abogado

Por último, es necesario recordar que durante un proceso de deportación, desafortunadamente el gobierno de los Estados Unidos no ofrece al inmigrante ninguna posibilidad de contar con un abogado para que lo asista. El propio interesado deberá buscar uno y pagar por su defensa, o enfrentarse solo a una experiencia judicial muy amarga con posibilidades muy bajas de salir airoso.

El sistema inmigratorio estadounidense es sumamente complejo y comprender el funcionamiento de las leyes de inmigración y las agencias del gobierno, supone largos años de estudio y mucha práctica diaria que los abogados de inmigración de Lluís Law ponen a su disposición para lograr objetivos concretos y tangibles.


LLÁMENOS AHORA PARA UNA CONSULTA GRATUITA | (213) 687-4412
205 South Broadway, Suite 1000, Los Angeles, California 90012. | www.lluislaw.com

TOUCH BELOW FOR A FREE CASE REVIEW 24/7